El drenaje linfático es un procedimiento que comenzó a realizarse en 1932 cuando el médico danés Emil Vodder encontró un método para depurar el organismo, eliminando los desechos que él mismo produce.

El objetivo es que el sistema linfático se encargue de drenar el plasma sobrante de los procesos que realizan las células y que perjudica al organismo. Es importante que este procedimiento sea llevado a cabo por un experto para obtener todos los beneficios; entre los que se encuentran:

  • Disminución de la inflamación del cuerpo
  • Eliminación de la grasa corporal
  • Reducción del estrés
  • Mejoramiento del funcionamiento del sistema inmune
  • Eliminación del dolor de las piernas cansadas
  • Disminución de las varices gracias a que favorece la circulación
Es importante destacar que el drenaje linfático manual se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

Si éstas interesado en realizarte un drenaje linfático o algún otro tratamiento para mejorar tu apariencia, te invitamos a ponerte en contacto con el personal de S´piel Clínica de Belleza. Te ayudaremos a recuperar tu lozanía y juventud.

Con información de:
http://www.salud180.com/
http://www.webconsultas.com/
http://www.vidanaturalia.com/